domingo, 15 de enero de 2017

Ruta del Cares.Caín-Poncébos. (La Garganta Divina)

Características generales
  • Espacio Natural: Parque Nacional de los Picos de Europa
  • Fecha de Realización:agosto 2016
  • Recorrido:lineal
  • Kilómetros 12 km
  • Dificultad: Media
  • Altitud máxima:716m
  • Altitud mínima:216m
  • Recomendaciones: Protector Solar, gorra, ropa de abrigo (dependiendo de la época del año), calzado adecuado con suela de agarre, agua abundante (mínimo 1,5 litros), cámara de fotos,frutos secos..
Descripción de la Ruta

la ruta estrella por excelencia de Picos de Europa, no podía ser otra que: LA RUTA DEL CARES, o también llamada "GARGANTA DIVINA", una ruta tallada en las paredes del desfiladero, que ha ido creando el río Cares con el paso de millones de años de su discurrir por ese lugar.
Nosotros decidimos hacerla en agosto de 2016, en sentido Caín (León)-Poncebos (Asturias), ya que la mayor parte de la ruta será en descenso.Nos alojamos en Gangas de Onís, tomamos un autobús (nos costó 12 euros),desde Cangas que nos llevará hasta caín (tras 2h de camino), atravesando el desfiladero de Beyós (una auténtica preciosidad), en león y nos recogerá a la llegada a Poncebos, así nos quitamos el problema de tener que llevar dos coches,quedar con alguien al finalizar el recorrido para poder recoger el coche, o tener que hacer los 22 km si decidimos hacerla de ida y vuelta.

Antes de comenzar..Un poquito de historia. (Tomado de Alfonso Cantabria)

Desde 1915 a 1921 la Sociedad Electrica de Viesgo llevó a cabo las obras de captación y conducción de las aguas del río Cares desde el pueblo leonés de Caín hasta la central hidroeléctrica de Puente Poncebos, en Asturias. La dificultad del terreno y los problemas técnicos que fueron surgiendo modificaron la idea inicial de un sólo túnel entre la presa de Caín y la cámara de carga de Camarmeña, por donde discurren los 11 Km. de canal. El resultado es el canal de hoy, que con un desnivel de uno por mil tan pronto aparece en la superficie como se interna en uno de los 71 túneles barrenados a mano y construidos por los más de 500 trabajadores que empleó la obra. De la dureza de la misma son testimonio las 11 vidas que se perdieron en diferentes accidentes.
En septiembre de 1945. para solventar las dificultades de mantenimiento del canal debidas a la antigua senda, emprendieron las obras de la actual, que se prolongaron hasta junio de 1950. Para ello se realizaron diversos trabajos, como picar roca para fiar cargas de dinamita que abrieran camino, levantar muros de piedra para construir la senda e nivel. instalar rudimentarios teleféricos manuales para cruzar personas y carga de un lado a otro del río, o cortar madera para construir los puentes que salvando abismos de hasta 60 m.. obligaban a los obreros e trabajar atados con cuerdas.
Dos accidentes mortales fueron el trágico balance de esta obra, llevada a cabo por 45 obreros, casi todos de Caín, Valdeón y Cabrales, que arriesgando su vida trazaron uno de los más hermosos y cómodos caminos montañeros del Parque Nacional PICOS DE EUROPA.

Comenzamos...

Llegamos a Caín con un día esplendido..Este pequeño pueblecito, tiene bares y alguna tiendecita.


El último tramo de carretera hasta llegar a Caín es de vértigo, de ahí que el autobús en el que nos desplazamos sea un microbus, de otra forma sería imposible..

El entorno es espectacular, aunque las montañas que tenemos alrededor no sobrepasen apenas los 500 metros de altitud
Comenzamos..
durante los primeros metros partimos a nivel del río Cares
Vamos viendo el comienzo del encajonamiento
Nada mas bordear la primera curva, nos vemos dentro de este túnel, tiene bastante distancia como para que nos dé frío y tengamos que abrigarnos incluso

Salimos del túnel y así nos recibe el Cares

Vamos en superficie plana, como en buena parte del camino, hasta casi el final, poco a poco la garganta sin que nos demos cuenta, irá siendo cada vez más profunda

Llegamos al Puente de Los Rebecos

Y llegamos a la zona de la Cuevona, donde a diferencia con Sierra Morena en Andalucía, aquí han quedado relictas en la garganta ejemplares de encina(Quercus ilex), que consiguen vivir gracias a la termicidad que se genera debido al microclima.(El mundo al revés)



Atrás queda el puente
Ejemplares rupícolas de encinas en las paredes
El segundo de los puentes: El puente de Bolín
¡Bonitos y singulares paisajes vamos disfrutando!






comienza la zona de paredes mas rocosas y mas estrecha, ¡hay que ir con precaución!
Está prohibido hacer la ruta con bicicleta, aunque algunos parecen no ver el peligro...

Pasamos al lado Asturiano, esta placa nos avisa del final del leonés
En las paredes en las zonas mas húmedas podemos ver esta curiosa planta carnívora, una especie del género Pinguicola, formada por una roseta basal en la cual quedan adheridos insectos que la planta absorbe, siendo estos ricos en nutrientes.
Seguimos avanzando, disfrutando de tan buen día y los paisajes que se van abriendo a nuestro paso

Pasaremos varios túneles construidos por la mano del hombre


Otra de las zonas interesantes de la ruta es la pasarela de los Martinez
lleva instalada desde 2014:
La de los Martínez era una saga de escaladores muy ligada a los Picos de Europa. Naturales de la localidad cabraliega de Camarmeña, el padre de familia, Víctor, ascendió en 1916 en solitario al Urriellu utilizando la misma ruta que habían abierto en 1904 Pedro Pidal, el marqués de Villaviciosa, y Gregorio Pérez ‘el Cainejo’ por la cara norte del Naranjo de Bulnes. Años más tarde, en 1924, abrió en la cara sur la conocida como la Vía Víctor, más sencilla que la utilizada hasta entonces.
Comenzamos el tramo final, donde el cañón comienza a abrirse



Un señal nos indica las horas que aún nos faltan



Tenemos que compartir el camino con varios nativos equilibristas de la zona









Comenzamos a ascender







Una gran roca nos quedará a la izquierda






Tras la corta pero pronunciad subida, llegamos a la bajada hacia Poncebos
una bajada sinuosa y con grava suelta, tendremos que vigilar nuestros pies





Llegamos al final del sendero y vemos frente a nosotros detrás de la caseta de información el sendero que asciende hacia el aislado pueblo de Bulnes. (Queda pendiente para la próxima vez que visitemos Asturias)

Espero que hayáis disfrutado esta entrada y sus paisajes, sin duda es una ruta para hacer al menos una vez en la vida..¡Hasta la próxima!