martes, 29 de abril de 2014

Casa de las Conchas en Montoro

Porque todo no es el senderismo, también hay que deleitarse con los lugares que nos vamos encontrando.Este Lugar con Encanto se encuentra en Córdoba en la localidad de Montoro, es una casa particular muy peculiar, ya que está decorada con mas de 45 millones de conchas de mar provenientes de todos los rincones del planeta.
Recorriendo lugares aledaños a Adamuz, dispuestos a conocer sus peculiaridades nos dirigimos a Montoro, municipio perteneciente a la Mancomunidad del Alto Guadalquivir con unos 10.000 habitantes conocido por su arquitectura popular basada en la piedra molinaza característica de la zona, considerado por lo cual Conjunto Histórico Artístico y muy reconocida además la belleza de su Semana Santa.Además es una de las puertas del Parque Natural Cardeña-Montoro,si queréis mas información de este municipio, sobre sus fiestas,sus tradiciones, arquitectura, lugares a visitar etc.. pinchad en el siguiente enlace:Información de Montoro.
Situada al borde del Guadalquivir, La casa de las Conchas comenzó a ser decorada en el año 1960, por su propietario D. Francisco del Río Cuenca,que durante 50 años ultimó cada detalle en esta casa, en la actualidad son sus descendientes los encargados de enseñar a los visitantes su obra y explicar su historia unida a la casa, así como del mantenimiento de esta.
Su nieto nos cuenta que su abuelo comenzó a decorar su casa, cuando un camión que transportaba conchas volcó en las inmediaciones de Montoro y el recogió una gran cantidad para hacer maceteros, una cosa llevó a la otra y terminó decorando cada rincón de su hogar, trayendo la playa a Sierra Morena con todos los detalles que esta casa alberga.Curiosamente la mayor parte de las conchas que decoran la casa no fueron recogidas por el propietario sino que se las han echo llegar desde todas las partes del mundo los visitantes que esta casa ha tenido durante todos estos años.
Se encuentra localizada en la Calle Criado, nº 17,para visitarla basta con llamar al timbre de la casa y por sólo 1 euro, podremos disfrutarla.
Imagen de Montoro

Fachada de la casa

Detalle de la fachada



pequeña chimenea decorada


molino

Fuente decorada





Detalle de la terraza de uno de los espacios del patio
Los visitantes
Detalle de las figuras en las paredes

Vistasdel Guadalquivir

Una de las imágenes religiosas de la casa



lunes, 28 de abril de 2014

Subida al Peñón de Algámitas (1121m)

Tras realizar la subida al Techo de Sevilla el Domingo de Ramos de 2014, no podíamos dejar pasar la subida al Peñón de Algámitas situado justo en frente del Terril, el paisaje nos impresionó tanto que he decidido contar nuestra experiencia en una entrada distinta, el sendero y el entorno no eran para menos.
El comienzo de esta ruta se encuentra en el camping situado a las faldas del peñón, que como no podía ser de otra forma se llama Camping Peñón de Algámitas.Está localizado a la salida del municipio de Algámitas en dirección a Pruna, quedando a la derecha la entrada del Camping. 
Es un sendero muy bien señalizado con las siglas SL-4 en el primer tramo de este, y con cruces en los posibles cruces erróneos.Posteriormente tendremos que guiarnos por marcas en las piedras de color verde y blanco que nos conducirán a la cima por el camino mas accesible.
Son unos cinco kilómetros en los que salvaremos un desnivel de casi 500 metros, concentrados en su mayor parte en los dos últimos kilómetros.
En la foto inferior el Peñón de Algámitas se sitúa a la derecha, despoblado de vegetación.
 Vistas del Peñón desde el Terril, la subida se acometerá por la cara que no se ve, para bordearla y subir por la que vemos en la foto hacia la cumbre.


comenzamos la subida atravesando el camping en dirección a los bungalos

Atravesaremos varias cancelas a lo largo del recorrido teniendo siempre la precaución de dejarlas cerradas

La frondosidad del sendero nos acompañará mientras vamos bordeando el peñón hasta situarnos frente por frente con la loma del Terril.La vegetación en esta primera parte del recorrido es característica de la zona mediterránea, la zona está poblada de quercíneas, cistaceas etc..., dotando al recorrido de una gran belleza y de sensaciones muy placenteras al realizarlo.
Algunas señales están estropeadas, pero el sendero es muy dificil de perder


Comenzamos una subida algo mas acusada
Algunos quejigos, algunos de gran porte nos acompañaran durante el recorrido

El paisaje es digno de ser fotografiado en cada recodo o revuelta del sendero, que nos deja estampas como estas.


Comenzamos a acercarnos a la pared  rocosa del peñón y el sendero se vuelve mas abrupto y empinado 


Hay varios miradores naturales durante la subida desde donde podemos contemplar el paisaje sevillano a nuestro alrededor

Frente a nosotros la Sierra del Tablón a la que habíamos subido por la mañana




 El Terril desde el Peñón de Algámitas

Terril, Techo de Sevilla
Subida al Terril
Lo mas cerca que estuvimos de la cumbre, se localiza al fondo, ya que los bloques de piedra estaban muy dificultosos de sobrepasar

A la vuelta, tras el descenso, nos pasamos por la cafetería  del camping, que resultó ser un lugar muy curioso, parecía una casita en un árbol y las vistas eran inmejorables