miércoles, 16 de marzo de 2016

Pico Bañuela. Techo de Sierra Morena

Características generales
  • Espacio Natural: Parque Natural sierra MAdrona y Valle de Alcudia
  • Fecha de Realización:enero 2016
  • Recorrido:Circular
  • Kilómetros 15,13
  • DificultadBaja
  • Desnivel acumulado: 847 m
  • Altitud máxima:1332m
  • Altitud mínima:719m
  • Recomendaciones: Protector Solar, gorra, ropa de abrigo (dependiendo de la época del año), calzado adecuado, agua abundante (mínimo 1,5 litros), cámara de fotos frutos secos..
Descripción de la Ruta
El Parque Natural de Sierra Madrona,declarado en 2011,  era una asignatura pendiente desde hace ya bastante tiempo, así que un fin de semana que teníamos hueco nos dispusimos a conocerlo, no de cualquier forma, sino desde las alturas, desde el techo del Parque Natural y de la cordillera de Sierra Morena, el pico Bañuela.
Estas sierras, han sido un descubrimiento en el mejor de los sentidos, nos quedan aún muchos senderos por recorrer y conocer, disfrutaremos cada momento!


Nos desplazamos hasta la localidad de Fuencaliente, en la vecina Ciudad Real ( muy cerquita de Adamuz, ni tan siquiera una hora). Tomamos dirección pinturas rupestres-campo de futbol.
Seguimos dirección pinturas rupestres de Peña Escrita
llegamos a los aparcamientos de las pinturas de peña Escrita y allí aparcamos nuestro coche.
Subimos hacia las pinturas
Un pequeño panel, nos pone en situación de la importancia de estas pinturas rupestres, pues fueron las primeras en Europa en descubrirse y estudiarse..
Fueron descubiertas por el cura párroco llamado Montoro en 1783. Fueron declaradas Monumento Histórico Artístico el 25 de abril de 1924.
¿Quién encuentra a la mujer de parto?


Bajamos de la zona de las pinturas y comenzamos la ruta
entre pinos plagados de procesionaria. Este año se ha adelantado el ciclo y se está quedando el pinar destrozado, espero que vuelva a brotar...
Mucho cuidado con tocarlas o acercarse..
primer desvío, tomamos a la derecha
Avanzamos

Una mirada hacia atrás por el pilar lleno de procesionaria, por el que nos tocará volver
La niebla comienza a aparecer..
Llevamos unos tres kilómetros y tomamos desvío a la izquierda por un pequeño sendero
La niebla nos atrapa

Se va cerrando el mar de nubes




A nuestra derecha, entre la niebla, se vislumbra el pueblo de Fuencaliente

Después de mas de una hora de subida, aparece ante nosotros nuestro objetivo, la cumbre del Bañuela, entre enebros y vegetación de media montaña

Increíble mar de nubes
Fuencaliente aparece como una alucinación
Acometemos la última parte de la subida..
Vemos huellas de corzo , este pequeño ungulado de apenas 20-30kg, es común en estas sierras
Al ser invierno, los robles melojos y quejigos que habitan esta zona, estaban aún desnudos, en primavera y otoño el paisaje mejorará notablemente

Encontramos una zona poblada por Erica australis, este brezo de montaña, puede llegar hasta los 2000m de altitud, se presenta como etapas de degradación de robledales y melojares, como es el caso de la vegetación que lo rodea.
vistas de la garganta de peña Escrita,en la sierra de Dornillero,  por donde bajaremos a la vuelta
llegamos a la cumbre del Bañuela (1332m)

Bonitas vistas de la Sierra de Navalmanzano


Después de un tentenpié, comenzamos la bajada, tomamos un sendero marcado en dirección al valle
Vamos encontrando señales y mohones que nos indican el camino con marcas amarillas
El brezal, se torna cada vez mas denso
seguimos..
Aquí podemos ver el sendero aún por recorrer

Vemos una pequeña poza, al lado de la cual pasaremos en el descenso. Esta poza, es el nacimiento del arroyo de Peña Partida
Aquí mas cerquita..
Una cierva se asusta y emprende la huida
La bajada, es una aventura en toda regla, pues los brezos nos superan en altura, ahí sobre el centro, un pequeño punto negro...ahí estoy yo!!
para no perder el sendero, que en ocasiones es inexistente, tenemos que tener como referencia el curso del arroyo de Peña Partida y no abandonarlo en ningún momento, hasta llegar a un robledal, donde ya vuelve a aparecer nuestro sendero de marcas amarillas.
Un poquito mas cerca..
Llegamos al robledal, en una media hora de búsqueda del sendero por entre los brezos, ha sido una experiencia muy divertida!
El arroyo se encajona en algunos puntos..
el agua está tibia, aun siendo invierno..

Una larva de tritón en una de las pozas, se queda quietesita para despistarnos..
continuamos bajando..
Grandes son los ejemplares de enebro, que nos vamos encontrando..
Espectacular el valle que descendemos

Las marcas en esta zona, son mas patentes

Volvemos a cruzar el arroyo y ya seguimos hasta el final por la margen derecha
En otoño, la policromía de la vegetación en esta zona tiene que ser un espectáculo.
Una panorámica
No nos cansamos de volver la vista atrás
Llegamos a la zona de pino resinero temida, nos tapamos lo mejor posible y cruzamos con mucho cuidado, sin molestar a las orugas de procesionaria, esperamos de veras que este foco de esta plaga se autoregule y desaparezca, porque es un peligro, tanto para humanos como para perretes.

Llegamos nuevamente al aparcamiento, reponemos fuerzas y volvemos a Córdoba, con una sensación de añoranza a medida que nos alejamos, ¡sin duda alguna volveremos a estas sierras!

Aquí os dejo algunos mapas y el perfil de la ruta, si pinchais en el primero de ellos, os podréis decargar el Track