domingo, 11 de diciembre de 2016

Ruta de los molinos.Cuevas del Agua (Ribadesella)

Características generales
  • Comunidad Autónoma:Asturias
  • Concejo: Ribadesella
  • Punto de inicio: Cuevas del Agua
  • Punto final: Cuevas del Agua
  • Fecha de Realización:Agosto 2016
  • Recorrido:Circular
  • Kilómetros: 10
  • Dificultadbaja
  • Altitud máxima:147m
  • Altitud mínima:85 m
  • Recomendaciones: Protector Solar, gorra, ropa de abrigo (dependiendo de la época del año, auunque siempre es aconsejable llevar al menos una capa de reserva), calzado adecuado con suela de agarre, agua abundante (mínimo 1,5 litros), cámara de fotos,frutos secos, GPS
Descripción de la Ruta


De las rutas realizadas en Asturias, esta sin duda es la de mayor belleza en cuanto a  vegetación y a los hábitats que disfrutamos, que en algunas ocasiones parecen de cuento, sacados de una postal como mínimo
Para realizar esta preciosa ruta tenemos que acceder al pequeño pueblo de Cuevas del agua desde Ribadesella, en dirección a la cueva del Tito Bustillo, pronto encontraremos señalética que nos indique como llegar y donde aparcar (recomiendo aparcar antes de entrar al pueblo, en el primer aparcamiento que veremos).
Siguiendo las indicaciones del comienzo del sendero atravesaremos con cuidado la Cuevona de Cuevas del Agua, una formación kárstica natural de unos 400 metros de profundidad, bajo la cual pasa la carretera que da acceso al pueblo, ¡un auténtico espectáculo!. Hay que tener cuidado al recorrerla ya que podremos encontrarnos vehículos en cualquiera de las dos direcciones.

Nada mas llegar al pueblo, encontramos varios carteles y señalética que nos indica el camino a seguir para comenzar el sendero

Vamos abandonando el pueblo y comenzamos a caminar en la orilla derecha (aunque en términos topográficos sería la izquierda) del Río Sella, que como vemos discurre  rumbo a Ribadesella.
En un primer momento nos acompañan las vías del tren
Pasamos algunas casas y huertos
En uno de ellos vemos un árbol frutal desconocido para nosotros, en nuestra Córdoba en Andalucía no solemos verlo
Es un kiwi, no imaginábamos que fuera así el árbol que lo produce
Nos alejamos del río Sella y vamos introduciéndonos mas y mas en la frondosa vegetación
El sendero en pequeño ascenso, nos va impactando cada vez mas
Comienzan a emerger helechos de grandes dimensiones por todas partes
Todo un espectáculo se abre ante nosotros, no podemos hacer mas que disfrutarlo..




Asplenium silvestres en primer plano
Vamos bajando siguiendo las flechas que nos desvían a los distintos molinos que encontraremos en el recorrido
Hemos retrocedido al jurásico..

Respirar esta paz...relaja el alma!


Verde sobre verde se abre camino el pequeño sendero que nos introduce en semejante lugar..

Cada pocos cientos de metros... un molino
Son numerosos los que encontraremos, la mayoría en ruinas
Cada desvio es una aventura, en la búsqueda de cada molino, algunos no son fáciles de encontrar
Otro molino camuflado en la vegetación..
Avellanos, alisos, olmos, hayas en un sotobosque de musgos, helechos y hiedras..
Encontramos uno de los molinos mejor conservados..
El Molino de Francisco, en un entorno de ensueño.




Vamos abandonando el entorno de los molinos y tomamos dirección Tresmonte, atravesando una selvática senda

Llegamos a la carretera y giramos a la izquierda para visitar el pequeño pueblo de Tresmonte.Despues  retornaremos sobre nuestros pasos y tomaremos desde este punto, hacia la derecha para descender hacia Cuevas del Agua.
El pueblo de Tresmonte, sólo habitado por una familia, es una preciosidad
Despues de visitar Tresmonte,tomamos dirección Cuevas del Agua, por una pista que va ganando altura y regalándonos unas vistas estupendas del Valle del Río Sella


Llegamos a Cuevas del Agua, este tranquilo pueblo, es el lugar idóneo para pasar una larga temporada apartados del mundo.
La Cuevona volviendo al aparcamiento vuelve a dejarnos sin palabras...
¡Espero que hayais disfrutado tanto como yo las instantaneas de este lugar de ensueño!

martes, 22 de noviembre de 2016

Circular Soto Sajambre-Refugio Vegabaño en temporada estival

Características generales
  • Espacio Natural: Parque Nacional de los Picos de Europa
  • Comunidad Autónoma:Castilla y León
  • Provincia: León
  • Punto de inicio: Soto de Sajambre
  • Punto final: Refugio Vegabaño
  • Fecha de Realización:Agosto 2016
  • Recorrido:Circular
  • Kilómetros 14 km
  • Dificultad: Media
  • Desnivel acumulado:500 m
  • Altitud máxima:1337m
  • Altitud mínima:831m
  • Recomendaciones: Protector Solar, gorra, ropa de abrigo (dependiendo de la época del año, auunque siempre es aconsejable llevar al menos una capa de reserva), calzado adecuado con suela de agarre, agua abundante (mínimo 1,5 litros), cámara de fotos,frutos secos..
Descripción de la Ruta
Llegamos a Soto de Sajambre desde Cangas de onís, atravesando el desfiladero de Beyós y desviándonos hacia este pequeño pueblo, al cual llegamos despues de unos tres kilómetros de una estrecha carretera, con unas vistas de infarto.
Soto se nos presenta,.. tranquilo, con Picos de Europa a sus espaldas..
Las vistas desde nuestra habitación, donde tendremos a bien pasar la noche tras la caminata..
Nos alojamos en el Hostal Peña Santa, un 10 por nuestra parte, en cuanto a confort, limpieza, decoración y precio.
Tomamos en dirección a las antiguas escuelas, buscando las señales indicativas del sendero, a la izquierda nos observa esta escultura de un rebeco..
Indicaciones encontradas, atravesamos el río y comenzamos la subida
Vegabaño..allá vamos
Vamos dejando atrás varios huertos del pueblo
Aunque es agosto, aquí es primavera..
Primer cartel indicativo. Seguiremos el PR-PNPE 9. Soto-Vegabaño
Las labores agrícolas se suceden en el paisaje, sin romper en lo mas mínimo la belleza del lugar. 
Al fondo, descarnada de vegetación queda Peña Niajo
Frente a nosotros aparece Peña Beza y los picos de Europa
El sol en esta época del año, aquí con un día despejado es bastante sofocante, llegamos por fin al hayedo y se agradece..
Detalle de los hayucos
Vamos subiendo entre sombras y musgos


¡Esta zona en otoño tiene que ser un verdadero espectáculo!

llegamos a una zona con una barrera, suponemos que para el acceso en coche hasta el refugio, nosotros seguimos por la derecha, por un sendero estrecho lleno de hojarasca

Llegamos a una zona aclarada y seguimos las indicaciones que encontramos

Aquí las hayas son muy añosas, no hay mas que ver sus troncos retorcidos..

En muy poco trayecto llegamos a las inmediaciones del refugio y nos encontramos con estas vistas...El macizo occidental ante nosotros...Sin palabras..
un pequeño pinzón también descansa en la verja de madera..
Andamos los últimos metros que nos separan del refugio
En la puerta nos recibe este " ser mitológico"
La decoración del interior del refugio no tiene desperdicio, está todo cargado de detalles que lo hacen muy especial..
La predicción meteorológica
El menú
Nosotros nos ponemos cómodos cerca del refugio y degustamos nuestras viandas con los picos en frente nuestra deleitándonos
Poco nos dura la paz, aparece de la nada este semental y salimos por "patas", mejor prevenir que curar
Después resultó ser inofensivo..pero intimidar...intimidaba
Nos llamó la atención encontrarnos a "copito de nieve" en estos lares
Copito posando..
 Vemos una estraña estructura cuando menos peculiar..¿Que podrá ser?
Nos acercamos a investigar
Eh ¡Voila!, es un gallinerooo...no me lo esperaba para nada, jajaja

Retornamos a Soto de Sajambre, bajando por la majada de Vegabaño, ocupada en un primer momento por un rebaño de vacas, que reposan tranquilamente. Al fondo nuevamente Peña Beza.

El semental solitario, se mantiene a distancia..
Atravesamos la majada
Entramos en una zona de hayedos con un porte mucho mas grande que las presentes en la subida, tapizado el suelo por numerosos helechos
Nos confundimos con la maleza
El hayedo se abre imponente ante nuestros ojos
bajo los arbustos encontramos esta pequeña orquídea, Hepipactis helleborine
Y algún reptil que escapa rapidamente de nuestras miradas
Encontramos señalética en la bajada

El camino hacia Soto, en esta ocasión es mas complicado que en la subida, ya que se vuelve senda-pedregosa en varias ocasiones y hay que tener cuidado en donde ponemos los pies para no padecer un percance.
Vemos Soto desde las alturas, embutido en el valle, todo naturaleza alrededor, todo pureza, una estampa perfecta.Hacia la que nos dirigimos tranquilamente, habiendo pasado un día por sus hayedos y disfrutado de sus vistas.