lunes, 13 de abril de 2015

Cascada de la Cimbarrra

El Paraje Natural Cascada de la Cimbarra, es un lugar dificil de olvidar. Enclavado en una geología cargada de historia, en tan sólo ocho kilómetros, este paraje nos enganchará en todo el recorrido. Una suceción de cascadas rebosantes de belleza nos acompañará y deleitará en una jornada tranquila y relajante.Es un sendero apto para niños y adultos, con muchos puntos de interés muy interesantes.
Este Paraje, se encuentra situado a dos kilómetros de la localidad de Aldeaquemada en Jaén, al lado del vecino Parque Natural de Despeñaperros.Para llegar al comienzo del sendero tomaremos una pista terriza con el coche, que está señalizada en el pueblo.
El coche se puede dejar en una zona de aparcamientos habilitada para ello, aunque podemos aparcar un poquito antes y bajar por un sendero que desciende hacia el río Guarrizas, si lleva poca agua lo podremos pasar y ya en la otra orilla continuando a nuestra izquierda llegaremos a una zona de gran interes, " las pinturas rupestres de Pochico", son pinturas de ahce mas de 4000 años de la edad del bronce de los habitantes de esta zona por aquella época. Si observamos sobre la roca cuarcita veremos pinturas simbológica con tonos de rojizo que muestran escenas de caza y animales que se cazaban en aquella época.




Abandonamos las pinturas y dejamos el coche en el aparcamiento, para comenzar el sendero de la Cimbarra . Lo primero que nos encontramos son estas vistas.

Bajamos y llegamos por un zip-zap, pasando por un antiguo molino a la cascada de la Cimbarra, veinte metros de caída, probocados por una falla.


En verano cuando la cascada lleva poca agua, se puede acceder a la plataforma que recorre la pared por la que cae el agua, con mucho cuidado ya que es algo resbaladizo
Volvemos a subir por el caminito empedrado zigzageante, embelesados con los grandes almeces que nos rodean, tienen un tamaño enorme.
Llegamos a un mirador desde donde tenemos otra perspectiva de la cascada.

La zona es idónea para inmortalizar el momento.


En la zona conocida como plaza de armas , se ubica otro mirador señalizado, desde el que también tendremos unas buenas vistas del Desfiladero.Esta zona es conocida como Plaza de armas, ya que en ella al parecer se ubicó un poblado de la Edad del Bronce y era usada como zona defensiva.


Giramos a la derecha y comenzamos a bajar en busca de la siguiente cascada de la ruta: El Negrillo
En poco mas de media hora llegamos hasta la zona de la cascada, tendremos que subir algunos metros y bajar otros tantos un poco verticales, para poder llegar, pero merecen la pena.
¡Una aliseda espectacular!
¡Y un salto de agua precioso!

Cómo veis  a la zona pueden acceder niños sin problemas







Volviendo del Negrillo, tomamos el arroyo Martín Pérez, para visitar la tercera y última cascada, "La Cimbarrilla", pero antes nos topamos en el margen izquierdo unos fósiles llamados "crucianas", son rastros de animales marinos que vivían en la costa del antiguo mar de Thetis, antes de que la orogenia varisca lo hiciera retroceder.

Llegaremos a esta indicación y seguiremos hacia delante buscando el origen del estruendo que escuchamos.

El paraje de la Cimbarrilla, nos deja embelesados bastante tiempo


Hay una fuentesita, que recoge el agua que se infiltra, es una sensación muy agradable tomar el agua directamente del musgo
Después de bastante rato relajados en el Cimbarrillo, subimos rodeando la cascada en busca del área recreativa Martín Perez

Llegamos al área recreativa y descansamos un rato para emprender la subida por una pista que nos llevará hacia el aparcamiento donde dejamos el coche por la mañana.
Aquí teneis el track de la ruta y el perfil
Track de la ruta


No hay comentarios:

Publicar un comentario